Implementarán TIC para potenciar el turismo en Reserva Mundial de la Biósfera Fray Jorge

El proyecto compromete un total de once productos, que se irán concretando a lo largo de los quince meses de duración.

Con la implementación de tecnologías de la información y comunicación (TIC), el equipo de profesionales del centro científico CEAZA y el Observatorio Inter-Americano de Cerro Tololo (CTIO), se busca potenciar la actividad turística en la Reserva Mundial de la Biósfera y Reserva Starlight Fray Jorge.

La iniciativa financiada por el Gobierno Regional de Coquimbo, a través del Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC), titulada “Ciencia para el turismo sustentable en la Reserva de la Biósfera Fray Jorge”, tiene por objetivo aplicar un modelo sustentable que vincule el conocimiento científico y las tecnologías de la información con la industria del turismo y las comunidades locales, para potenciar así, el desarrollo y dar valor agregado a los productos turísticos de la reserva.

El proyecto compromete un total de once productos que se irán concretando a lo largo de los quince meses de duración. Entre ellos destacan la instalación, al interior del Parque Nacional Bosque Fray Jorge (PNBFJ), también denominado zona núcleo, de códigos QR, una red Wifi privada y webcams. Los profesionales del observatorio se encargarán de ejecutar esta parte del proyecto, debido a sus amplios conocimientos tecnológicos utilizados en el ámbito astronómico.

Según señala Juan Seguel, director alterno del proyecto y encargado de educación y extensión de CTIO, las tecnologías de la información se pensaron como una forma de entregar más conocimientos a las personas, a través del uso de herramientas digitales. “Hoy, la mayor parte de la población anda con equipos o aparatos tecnológicos. Sólo en Chile hay 19 millones de celulares y cerca de un 70% son smartphone. Cada vez es más usual usar estos equipos para tomar fotografía, escuchar música, buscar información, leer, jugar, etc. Esto que queremos implementar dentro del parque, es una forma más de darle un uso útil a estos aparatos que se llevan en el bolsillo”, declara.

Lo que se pretende, es que las personas que quieran acceder a más información lo puedan hacer al momento de estar visitando el parque, a través de la utilización de los códigos QR, que serán distribuidos en diversos lugares. “Muchas veces las señaléticas que hay no son suficientes para entregar todo el conocimiento acerca de algunas especies. Entonces, vimos en esta herramienta una oportunidad para complementar lo que hay y acercar a las personas a la ciencias, la investigación y la conservación”, indica.

Equipo y sus objetivos

La instalación de al menos dos webcams full HD y de alta resolución al interior del parque, tienen por finalidad mostrar la belleza del paisaje, externalizar sus encantos y atraer, de esa forma, a más turistas. Asimismo, será una herramienta para que los operadores turísticos puedan ofertar mejor sus servicios.

Dichas cámaras no generarán un video continuo, sino que una imagen estática que se actualizará cada cierto tiempo (que aún no está definido). Se ubicarán en lugares donde ya hay construcciones, es decir, en el Centro de Información Ambiental (CIA) y la caseta de recepción del parque, con la idea de impactar lo menos posible el paisaje.

Una tercera cámara es la denominada “All Sky”, que permitirá mostrar la belleza nocturna del parque en 160º y 360º. Su trabajo será generar un timelapse de la noche anterior, que luego quedará disponible para cualquier usuario.

Las imágenes de las tres cámaras, además de ser almacenadas en el servidor del parque, se guardarán periódicamente en el servidor de CEAZA y tendrán una copia de seguridad en un servidor de Tololo, esto resguardará la información captada por los equipos. Estas imágenes estarán disponibles para todo público en una página de divulgación científica, que dispondrá el CEAZA, una vez que todo el sistema entre en funcionamiento.

También se instalará una red wifi privada dentro del parque, que servirá para entregar información complementaria a los visitantes, a través de los ya mencionados códigos QR (dispuestos en diversas señaléticas o al interior del CIA). Aprovechando este sistema, se están realizando pruebas para implementar una herramienta de comunicación interna para los guardaparques.“Queremos aprovechar la instalación wifi (que va a interconectar al parque) para que los guardaparques puedan usarla como medio de comunicación interno. No es algo que esté comprometido en el proyecto, pero es fácil de efectuar y utilizaría los equipos que ellos ya tienen”, aclara Juan Seguel.

El parque carece de energía eléctrica, por ello, se utilizará energía renovable no convencional para el funcionamiento de los equipos. “Los instrumentos tecnológicos serán alimentados con energía solar que se obtendrá con paneles solares”, comenta Seguel”.

Beneficios para el turismo

Juan Seguel asegura que la implementación de estas tecnologías es importante para el desarrollo turístico, porque cumple con el propósito de visibilizar el parque, no tan sólo a nivel nacional, sino que también a nivel internacional. Además, será una herramienta para que los operadores turísticos puedan mostrar y ofertar mejor el parque como destino. “A veces es difícil ofrecer algo que no se ve directamente. La idea es que los operadores puedan ofrecer el producto y que los visitantes tengan una idea real acerca de qué tendrá la visita al parque”, explica. Así, la iniciativa también potenciará al astroturismo.

La cámara nocturna cumple un doble propósito, además de mostrar el cielo nocturno, realizará mediciones para conocer la cantidad de noches despejadas de la zona núcleo, esto servirá como indicador para mantener los parámetros exigidos por la Fundación Starlight encargada de entregar la certificación que hoy tiene el PNBFJ.

Fuente: El Observatodo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *